martes, 10 de abril de 2012

Príncipes hada travesti y otras cosas


Marta asocia canciones japonesas happy y rarunas con Asphodel...
Y ya lo shippea con Elliot.


¡Que la historia solo tiene dos semanas, por Dios!
Sí, otra... la que os mencioné, Changeling (cosas raras de que se lleven a tu madre las hadas y un crío antisocial y sus amigos, los raros de la escuela, tengan que echar una mano en algo en lo que no creía y que se topan de frente)
Bien, diré que esa canción es como lo más alejado del universo que puede haber de Asphodel... pero vale.



Asphodel, en pocas palabras, para ser un hada príncipe travesti tiene bastante de troll de los de internet.
Es como esos niños que no miden la puñeta que son capaces de hacerte y se divierten viendote sufrir moderadamente. A veces no calculan bien lo que pasa de "moderadamente" a "quiero morir".

Me encanta lo andrógino que es... de lejos no lo parece tanto, pero si enfocas solo la cara, pasa perfectamente por una niña <3
Es lo que tienen las hadas...
Aunque sus hermanos, Helianthe, Oxalis y Oleander no lo son :S
Así que creo que igual es más bien cosa suya...
Engaña, el puñetero... porque reconozco que encantador, lo que se dice encantador, sólo me parecerá a mí por ser su madre, pero es más bien un niño joío de esos que te pegan con la pelotita treinta veces en la playa mientras lees y sientes ganas de ahogarlos en el mar.




Y bueno, Víc (una está venga a cambiarle la cara, porque no sabe qué cara prefiere que tenga...) en la carta Wheel of fortune...


Echadle la culpa a Dark Moor. Siempre tienen la culpa ellos.
Se han convertido en uno de mis favoritos en apenas unos meses... no sé que tienen, pero me emocionan. Son el sueño de cualquier filólogo por sus letras.


Añadida a última hora, porque mi hermano intentó probarse unos pantalones así, y le quedaban a lo Wolowitz, pero a mí me inspiró igual...



2 comentarios:

Rodrigo dijo...

Muy bueno, me mato el hada travesti

Misery dijo...

Gracias ^^
Al pobre le estoy haciendo una mala prensa...