jueves, 15 de marzo de 2012

Pesadillas que podrían pasar (o no)

Bueno... cuando te levantas a las 4 de la mañana pensando que alguien ha colgado una momia en tu puerta, empiezas a preocuparte. En verdad, estoy empezando a pensar que no puedo pegar ojo porque mi Landlord debe de creer que al venir del sur, necesitamos calor, y por las noches no desconecta la calefacción ( he probado a apagarla. A la estufa le da igual, sigue echando calor durante 4 horas más, así que pasar calor y encima levantarme helada tampoco es que me guste.)... o bien es su estrategia para que me deshidrate en el sueño y muera, porque lo primero que pienso, después del "¿Qué mierda acabo de soñar?" es en agua.
Y así él podría tener su propia momia...
Bueno, sí, nos desviamos.
El caso es que si hay algunos sueños que no crees adaptables a la realidad, otros hasta podrían pasar relativamente (MUY relativamente) en la realidad de un modo u otro. Vale, no. Pero mi madre a veces hace cosas muy raras y quién sabe.
Luego los cuento y la gente me mira con cara de "Marta, tienes un problema mental". Pues coño ¿A mí que me contáis? Corred.

.
.
.

A parte de las frustraciones con mi salud mental, pienso que las pesadillas son entretenidas en su cierta medida. A veces te dan ideas... Pocas, pero se han dado casos. Mirad a Stephen King donde está. Y en la mayoría no soy yo, sueño en tercera persona, pero dos de las más recientes, las que voy a poner aquí por curiosidad (o aburrimiento) del lector sí que estaban protagonizadas por una servidora.
Como caso de "cosas que igual pasaban...", tenemos los mencionados dos ejemplos:

Ejemplo uno: "Mil leguas de viaje subterráneo" (algún día le harán una película, si yo lo sé)

Sí, internet es una plaga. Eso lo sabemos todos. Pero de ahí a que del "es que con internet me distraigo" a que entonces tu padre coja, te secuestre en mitad de la noche y te despiertes en una especie de búnker subterráneo con tu portátil (y evidentemente sin la contraseña del wifi)... no mola. No mola nada.
El caso es que te despiertas, no sabes como por una especie de inspiración divina, eres consciente de lo que ha pasado en el sueño mientras estabas en el saco dormida con cloroformo (lo típico: te despiertas en un sitio extraño y piensas "joder, ya me ha metido mi padre en un búnker". Eso o eres el protagonista de Old Boy 2).
Compruebas la nevera, tienes una alacena con latas y cosas para subsistir un par de semanas, y claro, seré yo que soy rara, pero como que en el sueño no me recuerdo diciendo "Ay, el sueño de mi vida... voy a escribir". Que ahora lo pienso, y a lo mejor era una reacción mía más realista, porque a veces desearía poder dejar de ir a clases, de hablar con la gente y simplemente dedicarme a ello. No obstante, el caso es que en ese momento me dio miedo. Llamadme rebelde si queréis.
Para más inri, descubro una puerta en el techo, me subo a un par de sillas y la abro. Supongo que es el sitio por donde llegaba el ascensor, el cubo o la alfombra mágica, lo que sea, por donde me había bajado mi padre. Lo abro.
Eso era un puto videoclip de TOOL. Estaban como habitaciones pequeñitas a lo largo de un túnel muy muy grande, lleno con los cajoncitos grimosos de la habitación del video de Prison Sex e incluso muchos ciempiés moviéndose en Stop-motion. Porque yo lo valgo. Este sueño tuvo un presupuesto de millones del morfeodólares.

(Inciso que no aporta nada al post: Aquí diréis "Coño, si es que eso te pasa por escuchar los grupos raros que te da por ver. Merecido te lo tienes". Muy bien, gente pop. Tened cojones a imaginar que abrís una puerta y detrás veis a Lady Gaga vestida con toda su parafernalia. Imaginadlo si tenéis huevos.)

Pues bien, cierro respetuosamente la puerta y decido que lo mejor será esperar a que se pase el tiempo prudencial y alguien venga a por mi. Se van acabando las latas, el oxígeno, qué se yo, y con el tiempo empiezo a asumir que se le ha olvidado que me ha metido allí.
Porque es lo normal. Van echando en la tele Sálvame, partidos de fútbol y que quieras que no, distrae.
Mientras agonizo, famélica, pienso que si lo llego a saber le escribo en una pared con sangre que estoy embarazada, soy lesbiana o del Barça para que se lleve el berrinche cuando venga a recoger mi cadáver ¿no? Porque igual después alquila el búnker a algún terrorista internacional, y esas cosas hay que tenerlas decentes.

Cosas que pueden pasar:

- Que mi padre me meta en un búnker y se le olvide alimentarme.

Cosas inverosímiles:

-Que mi padre se preocupe porque yo escriba o deje de escribir.


Ejemplo dos: "Esta momia es un peligro 2" (No, no hay primera parte, pero es que el título molaba más así)

Vuelves de clase hecha polvo, cansada, y lo único que te apetece es echarte y escuchar un poco de música. Cierras la puerta, enciendes el ordenador, te pones algo tranquilo, te sientas en la cama con un libro, y escuchas de repente un ruido en la puerta. Como de roce.
Levantas la cara y te encuentras una especie de momia reseca y petrificada en un bloque que se está balanceando colgada en tu puerta al ritmo de la música, como una de esas flores y latas epilépticas que bailan cuando das palmadas que suelen vender en los chinos. El susto que te llevas es de órdago.
Cuando has gritado con tanta violencia que no sabes como no has expulsado los pulmones, entra tu madre en el cuarto preguntando que qué pasa.
Señalas a lo obvio.
Mi madre se ríe, y me explica la historia de tan interesante reliquia.
Estaba ella en el pueblo (sí, por ahí, en el mercado, supongo... cosa que no suele hacer nunca, porque ella es más de comprarlo todo en el Día de Órgiva) y se le acerca un encargado del cementerio (que hasta donde yo sé, sólo me suena que haya un tal Cayetano, que es enterrador, pero sí, todo muy organizado y preciso) y le dicen que haciendo limpieza general, se han encontrado con que una tataratataratataraabuela suya estaba incorrupta. Bien. Incorrupto no es algo que case con la imagen del mazacote reseco que colgaba de mi puerta, pero hasta ahí, guay.
El caso es que como contaban con una especie de exceso de muertos, y este era tan majo, decidieron dárselo a mi madre por si le tenía interés. En este punto, mi madre tiene uno de los procesos mentales más extraordinarios que ha visto en un sueño:

-Claro que no me importa llevármela. Si a mi Marta le gustan las cosas estas de la muerte.

Bien, puntualicemos. Me gustan las películas de terror y los libros de Stephen King. No soy un nigromante ni nada por el estilo. Creo que tengo derecho a incomodarme con la idea de tener a un muerto (al cual le faltaba la mandíbula inferior) colgando de mi puerta. Que además, baila.
Baila, coño.
Nada que bailase me había dado nunca tanto yuyu desde Fama ¡A bailar!.

Pero bueno, como si lo de que le guste la música a mi momia recién adquirida fuese una ventaja más que un inconveniente, decide mi madre que es tarde, me apaga la luz, y cierra la puerta.
Así que, cuando el sueño hace puente con la realidad, me levanto de la cama muerta de calor, y lo que veo en mi puerta es el bulto del abrigo colgado, me acojono.
Me tapo con la manta y me tiro diez segundos razonando qué hago con la momia de la puerta. Luego ya caigo en lo gilipollas que soy.

Cosas que pueden pasar:

- Que a mi madre le parezca buena idea colgarme un muerto en la puerta.

Cosas inverosímiles:

-Que en el mundo exista algo tan guay como una momia bailarina.


Y si dicho esto, desvelándoos mis paraísos oníricos nocturnos, queréis dejar de hablarme, lo comprenderé a la perfección...

6 comentarios:

SemielfaMish dijo...

*fan de tus sueños*

Seriously, me haría de nuevo seguidora de tu blog sólo para seguir la narración de tus sueños. Es que además tienes ese toque de ironía al describirlos que me encanta XD

Silver dijo...

Es malo que yo me lo haya pasado pipa leyendo? xDDD
No, en serio, estoy con Semielfamish, queremos más!
Aish, lo del búnker me parece buena idea para que escribas, lo que yo te iría a ver cada dos días para ver cómo va el trabajo, el aire y la comida. Ah, y te llevaría discos de música y puede que a Pedro para que no te aburrieras ^^ xD

Misery dijo...

Semielfa: Es que ha sido levantarme y pensar "esto tengo que escribirlo, porque ya es de cachondeo..."
Y está escrito instantes después de soñar lo de la momia. Lo otro fue anterior.
La gente me dice que significarán cosas, pero... sinceramente, con lo raros que son, no estoy segura de querer saberlo xD


Silvia: Oye, en este entierro yo no tengo vela. Es mi subconsciente xD
y no sé si quiero que me siga premiando con semejantes joyas oníricas...
Por cierto, lo de Pedro ha sonado a que me lo llevas en plan prostituta...

Carlos Javier Eguren Hernández dijo...

Me uno a la petición de más sueños traumaticos / risibles / molones de cojones (que rima).

En mi cuarto, tengo un esqueleto vestido de seminovia, una mano falsa, una cabeza zombi... Creo que yo me he acostumbrado... No obstante, nunca me han bailado, ni siquiera el Drácula y la Muerte marionetas.

La vida es un asco si no es en los sueños.

Un saludo y ya sabe, haga el primer musical de momias de la historia. Si a una mormona le ha funcionado el tema de un vampiro y una chaval, ¿por qué no el de una chavala enamorada de una momia que baila claqué? ¡No puede fallar!

Anteo dijo...

Sí, a mi también me ha sonado a eso...xD

"Luego los cuento y la gente me mira con cara de "Marta, tienes un problema mental". Pues coño ¿A mí que me contáis? Corred." Señor xDDD Corred insensatos! xDDDD leyendo esto se echa mucho de menos Hellfire, las risas que se echaba uno xDD

Me uno a la marea del pueblo, molan estas cosas xD aunque vivirlo no creo que tanto... conclusión, cuidado con lo último que haces antes de dormir xD

Misery dijo...

Mister J: Yo es que no quiero la fama... si acaso, quiero publicar a secas xD
Y que se mantengan publicándome. la fama es una ramera infiel. Así que huiré de temas tan exitosos como momias amantes bailarinas.

Pedro: Ah, Hellfire ¿Volverá? ¿No volverá?
Quién sabe, amigo, quién sabe...
Pero será mi última comedia casi seguro...
Mucho me tendría que timar la siguiente para escribirla.