sábado, 31 de marzo de 2012

Cosas que pasan

Las años no entienden de amistades ni de amores. Pasan y van limando lenta pero inexorablemente los lazos que nos unen los unos a los otros.

Conocemos a otra gente que sustituye (es fea la palabra, pero ocupan el hueco dejado por los anteriores) lo que en el pasado pareció irreemplazable. Y eso nos pasa a nosotros también a veces.
Si es que seguimos siendo las mismas personas a medida que esos años avanzan, y no liman, de la misma forma, las facciones de esa personalidad que nos caracterizaba.
Coges una libreta, o un diario, lees lo que pone, las personas que menciona, y no te reconoces...

Ah, el ser humano, buscando la eternidad en alguna de sus facetas en este mundo, en alguno de sus inventados ideales, y siendo incapaz de hallarla.

Qué bonito es volver a casa (Y tener Q en el teclado)

5 comentarios:

Juan Bitmap dijo...

Que razon tienes ;)

Carlos Javier Eguren Hernández dijo...

Y dentro de dos años, te horripilarás de esta entrada.

Bienvenida al espectáculo del cambiante ser humano.

~Wosda dijo...

Así es el ser humano.

Créeme, he hecho lo de coger una libreta y simplemente leer mis pensamientos en ella. A veces con solo el pasar de los días veo diferente la manera en la que veía yo en aquel entonces a la vida y como la veo ahora.

La otra Madame Popova dijo...

Sii! claro que tienes razón!!
(pero... es que nadie se ha fijado en la última frase?? ENHORABUENA POR TU Q!!! ^^)

Misery dijo...

Juan Bitmap: Me gustaría no tenerla xD

Mister J: u.u que terribles somos

Wosda: Bienvenida :D
Y sí... así somos. Nos guste o no. Tiene sus cosas buenas, si luego no hiciesemos las mismas tonterías, a pesar de pensar que hemos cambiado XD

Madame Popova: Bueno,t engo Q en el PC del salón, me he dado cuenta de que no es la misma clavija del teclado que las que tiene mi portatil, así que en el portatil, igual que siempre XD