martes, 30 de agosto de 2011

Mierda, sí...

Bueno, parece ser que cuando una coordinadora te manda un mensaje apocalíptico en plan: Oye, que no tenemos tus datos y NO-ERES-ESTUDIANTE-ERASMUS-SIN-ELLOS. MUY URGENTE.
Debería añadir una postdata diciendo: pero ¡eh!, si tardas 8 días en responder, no pasa nada. Sigues viniendo.
Así que sí. Yo ya me había hecho a la idea de quedarme... me hacía mas ilusión... porque estoy muerta de miedo. Que sé que es una gran experiencia y tal... pero ¿Por qué la mayoría de los que me lo dicen no han pedido la eramus aún pudiendo?

Es como montarte en una caída libre, queriendo sentir el vertigo, y cuando estás en lo alto, sentir al tío de los controles gritar "Vaya, parece que los frenos no van", y contar esos tres segundos que tienes antes de que te suelten y te hosties. Voy a estamparme contra Londres...

Por suerte, como prometí, iré a ver a Silvia. Lo malo: mi madre me dijo que ni lo aprobaba ni pensaba ayudarme, así que yo, haciendo gala de mi suprema inteligencia, he fechado la vuelta en el 7 de octubre en lugar de septiembre....
Alguien va a matarme... xD
Llamaré hoy a información a ver que puedo hacer...

3 comentarios:

MO dijo...

Caída libre y frenos en la misma frase, si te lo paras a pensar, no tiene mucho sentido.
Cuánto daño han hecho los parques de atracciones.
En todos los sentidos, sí.


MO.

P.D.: Es la primera vez en mi vida que soy una Tortuga.
P.D.2: Ninja ya ni te cuento.

Anteo dijo...

Tremendista...si ya sabía yo que estabas cagada de miedo...pues ahora te fastidias tú y vas a ver al big ben xD lo dicho, el karma te debía una, no te podía hacer eso.

Si es que Londres te pega, te irá bien, tremendista.

Merak dijo...

No te comenté el otro día por si acaso salía mal: en cuestión de burocracia, nunca doy la batalla por ganada hasta el final. Peeeeero...

TE LO DIJE (mentalmente). Vamos a ver: eres Erasmus. Eres importante. Eres una persona extranjera que va a gastarse mucho dinerito en su país, que va a enriquecerlo culturalmente, que va a disfrutar en él, que traerá a más gente de vacaciones cuando la gente vaya a verte, que aumentará el caché de la Universidad en tanto que tú has decidido irte de Erasmus a esa universidad y no a otra... A menos que se trate de funcionarios franceses, hijos de la Revolución, que cuando se declaran en huelga dejan a todos los Erasmus en España, les interesa que vayas. Quieren que vayas. Si de ellos dependiera, te llevarían a Londres cogidita de la mano.

Es muy normal que tengas miedo. Yo estaba cagadísima cuando me tuve que ir. Pero es un miedo del bueno, de cuando sabes que vas a hacer muchas cosas nuevas: sabes que muchas te van a costar y puede que no te gusten, pero también sabes que, a la fuerza, habrá otras muchas que te van a encantar. Al fin y al cabo, el ser humano ha nacido para la aventura.

Ah, y que conste en acta que yo SÍ me he ido de Erasmus :P. Lo digo porque me hago cargo de que fui la mayor artífice para que pidieras la beca (no te apunté con una pistola mientras la solicitabas, pero casi). Vamos, mujer, anímate... London, baby!!