sábado, 4 de diciembre de 2010

¡El horror que vino de Transilvania!

Basado en escalofriantes hechos reales.



Diario de Marta Harker, madrugada del 4 de Diciembre, Granada


Escribo estas palabras crispada por el horror que se nos avecina. Oh, Jonathan... aunque casi que mejor, oh, Juanito (más tipical spanish, que hay que defender lo patrio, ya bastante tienen con el peñón) si supieses el peligro al que se ve expuesta tu querida prometida abandonarías enseguida ese harem de vampiresas para socorrerme (Sí, ya... como bien es sabido por el dominio público, todo hombre detesta que tres vampiresas de catálogo de Victoria's secret le hagan el amor día y noche). Pero comprendo que te encuentras débil y cautivo y aunque intentas con todas tus fuerzas rehusarte a tan diabólico acto, ellas te obligan.
Mejor te relataré aquí, en mi querido diario cómo fueron los hechos para que cuando vuelvas no pasemos por alto detalles que pueden ser cruciales para la destrucción de esas fuerzas demoníacas que ponen a prueba nuestra inquebrantable fe cristiana.
Estaba el otro día acometiendo mis tareas de sumisa y fiel esposa, lavando la vajilla cuando noté una molestia entre los dedos. No recordaba haberme cortado antes, pero allí estaba, una marca escarlata, profunda y pequeña entre el anular y el meñique.
No le di mucha importancia hasta que hace unos días, mi querida Lucy, acá se traduce Sheila (otra cosa popularmente sabida ¿"Lucía"? que va, hombre, eso es un false friend d'esos... Sheila de siempre) me mostró un corte semejante.
¡Qué preocupado se puso al verlo el profesor Van Baixauli, murmurando en su valenciano natural!
¡Oh, pobres criaturas puras e inocentes, qué lejos estábamos de saber que un barco de Transilvania había desembarcado en el Genil (¿Cómo? No se sabe, es un misterio... lo hizo un mago) sus mercancías de pantalones pesqueros, camisetas de Hello Kitty de los chinos y cubertería, trayendo además, de su tierra patria...! ¡El horror, querido Juanito, el horror!
Ahora la pobre Luceila (Ya si es que no me riega y lo sabéis...) languidece en su cuarto mientras yo trenzo coronas de flor de ajo ¿Y por qué? preguntarás, amado mío, sol de mi corazón, luz de mi vida y demás mierda similar...

¡Por el Cuchillovampiro!

La más temible pieza de cubertería que podrías encontrar en una noche sin estrellas, con la escarcha de los charcos congelándose entre los adoquines, los umbríos callejones, en los rincones del Albaicín, entre los borrachos de Pedroantonio...
Fue un conde en su tiempo, la cubertería preferida por Vlad Tepes para comer frente a la gente empalada y se dice que de ahí absorbió su malignidad y mucho me temo que se ha encaprichado de Luceila.
Cada vez que Dana, fiel gata guardiana, bufa en el pasillo, sabemos que su cruel filo de acero inoxidable nos observa entre las tinieblas. Cada vez que salta la luz y me alejo del lecho de Luceila para devolver el brillo protector a la casa, su corte se hace más profundo y sus delirios de orgías yaoi entre escritores más frecuentes... me preocupa cuanto más le quedara.
Espero que el Profesor Van Baixauli regrese pronto de Valencia con la cura para tan espantoso mal y nos ayude a expulsar de esta casa a tan perverso ser del averno.

Te quiere, Marta Harker


PD: Abrígate bien y come. Y siempre lleva una muda de calzoncillos limpios cuando viajes, que nos conocemos y luego se te olvida.


7 comentarios:

Ariniel dijo...

Dios, odio que blogger no sea como LJ, que puedes guardar en favoritos las entradas. Me has matao mucho. xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Misery dijo...

Algún día aprenderé a usar Livejournal y mis gilipolleces alcanzarán mayor difusión, pero hasta entonces...
No Livejournal, No Party

PD: Sí, sigo bajo los efectos del té con olor a vainilla... y mira que no tomo drogas ni bebo, el día que las tome...
Mañana me tomo un chupito de licor de mora sin alcohol a ver que pasa...

Aprendiz de Asklepios dijo...

Es buenisimo Marta (o Marta Harker como prefieras XD). Se parece tanto al diario original en la forma de narrarlo que es genial XD

Me ha matado lo de el profesor Van Baixauli.

Carlos Javier Eguren Hernández dijo...

Yo sólo digo que pobre Juanito Harker soportando a tres vampiresas estilo "Victoria Secret"... Un auténtico drama... xD

Buen post, me he reído mucho.

Merak dijo...

Ejem, ejem... ProfesorA, si no te importa. Personalmente prefiero "von", pero tuve una profesora (una ancianita adorable que parecía la bruja de La Casita de Chocolate, a decir verdad) que sí se apellidaba "van".

Tranquila, en tres días y tres noches emprenderé el camino de vuelta. Ya veremos qué se me ocurre. Por lo pronto, alejaos del cuchillo bueno. Él solo responde a la voluntad de mi firme mano.

Hasta entonces, cuidaos mucho.

Shadow dijo...

Que bueno... xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
Ya no fregaré más los platos por si acaso... me haces un justificante para mi madre? xD no creo que me crea y no me quiero arriesgar a acabar como la pobrecita criatura xD

Isabel dijo...

The Horror!