martes, 5 de octubre de 2010

Las cosas son como son...

El ser humano no es el que se tropieza dos veces con la misma piedra, no... es el que tropieza 3.765 veces con el pedazo de cacho de trozo de dolmen que llevas viendo desde hace tres kilómetros, señalizado y envuelto en cinta reflectante.
Y aún así, sí, te lo tragas.

1 comentario:

Kang dijo...

Qué razón tienes. Pero míralo por el lado positivo, al menos ya estas preparada para bombardear la próxima piedra a base de bazookas. Y si lo das por imposible, salte del camino y pasa por su flanco, si es que estar en el camino pase lo que pase es de cegatos. xDDDD