viernes, 18 de junio de 2010

Días de lectora

Dios bendiga a la beca de libros. Si no fuera por ella, no hubiese podido darme esta alegría tan grande que me he dado de sopetón.
No sólo he gastado más de cien euros del tirón en libros, sino que me he aprovisionado de ellos a base de bien para todo el verano con cosas que tenía pendientes por leer pero sin dinero para ellas desde hace mucho.
Entre ellas, Lovecraft.
Yo no lo sabía (lo intuía, pero saberlo a ciencia cierta sería mentir), sin embargo Lovecraft ya me aterrorizó de pequeña.
No sé que edad tendría yo, seguramente diez años, más o menos, cuando mi madre, después de un viaje a granada me trajo de regalo un libro con distintas historias de terror, algunas de Poe, el almohadón de plumas de Quiroga... Pero la única que me dio miedo o al menos, desasosiego, fue la de Lovecraft; El testimonio de Randolph Carter.
Cuando ayer repasando el indice la vi, tuve la corazonada, aunque hacía cerca de diez años que no abría el libro, que era esa la historia. Su última frase aplastante me lo confirmó.
El no saber qué había en el fondo de aquellas escaleras, algo tan horrible que hacía enloquecer a todo el que lo contemplaba, pero que aún así, no se dijese qué era con exactitud da pie a uno para imaginarse cualquier tipo de monstruosidad abominable.
Me da la impresión de que voy a pasar un muy buen rato con estos libros...

5 comentarios:

Aprendiz de Asklepios dijo...

Anda que gastarte la Beca de libros en Lovecraft... como te pille el Ministerio te matan XD

Misery dijo...

No solo me la he gastado en Lovecraft! También en Baudelaire y Unamuno...

English class dijo...

¿Y mis libros de Antropologia? ¿Quedará algo para mí?

Misery dijo...

A no ser que cueste 130€, sí... vaya morro que tienes, mamá xD
A veces se me olvida que lees esto...

Rafael dijo...

Recuerdo que hace la tira de años me compré una edición completa de la editorial Anagrama, un libraco de bolsillo que no cabría en ningún bolsillo, pero en fin... disfruté mucho con su lectura, aunque Lovecraft me parece muy inferior a Poe, qué le vamos a hacer.
Suerte con Unamuno ;)
Yo para este verano me quiero leer a Heródoto y a Tucídides... para gustos colores, claro jaja.
Besos.