martes, 4 de mayo de 2010

La Cosa nostra

¡Un diario de chica, dice el tío! ¬.¬
Ahora también tienes la culpa de esta, Gonzalo, y en un diario de chica...
Pues no, ahora escribiré cosas con interesantes metáforas sobre niños retrasados en mataderos, como Rorschach de Watchmen...
Claro que yo no soy asesina de criminales enmascarada. Sin embargo podría, fíjate tú... el sombrero y la gabardina ya los tengo. Me falta la perturbación mental, pero nada que no tenga arreglo.

Eeeen fin... yo me sé de una que mañana no se va a poder levantar de la litera porque le va a doler hasta el alma. Debí de haber dejado de patinar cuando a los lados del camino se veía pastar a las ovejas...
Llevaba un año casi sin patinar y no me he dejado la cara pegada al asfalto. Aún no he perdido mi toque, parece ser... (No sé que toque, pero ya me entendéis, o me entiendo, o yo que sé...)

¡Terminé (al fin) el padrino! No sé porque tardé tanto... bueno, sí, porque It (mi adorado tochaco), la mecánica del corazón (no la leais NUNCA, advierto, es horriblemente empalagosa, la detesté hasta el final), lo de Raistlin, no-me-acuerdo-que-terminé-este-finde-pero-sé-que-algo-porque-no-sabía-que-empezar, releer la isla del tesoro y varias tonterías sueltas que no recuerdo... debería contenerme y no empezar tres libros a la vez.
Es preocupante que mi abuelo me recuerde a Vito Corleone, pero bueno, el mafioso me cae bien... tiene su toque campechano el hombre al plantar pimientos, cuidar de sus nietos, al chantajear...
En fin... sí, puede que sea un diario de chica, pero un diario de chica con bases mafiosas, que quieras que no, molan...

El cambio en la música esa porculera que suena de repente en el blog dándote un susto de muerte cada vez que lo abres (Sí, no estás sólo, a mi también me ha pasado) es culpa de dos factores. Nando me ha recordado a mis personajes de The inverted Cross (benditas historias de diecisiete años) y la canción de The haunting (Somewhere in time) y algunas de blind guardian en el mp3 (impresionante que mientras escuchas Blind Guardian, no puedas pensar más que en dragones y fantasía épica... o en el ligero parecido de tus profesores con los uruk-hai, fantasía, sí...Cada uno piensa lo que quiere ¿Vale?). El caso es que como ahora tenga que hincharme a documentación medieval porque me de la vena de empezar de nuevo con mi intento de terminarla (lo he hecho tres veces, es mi historia favorita y me niego a destrozarla) la culpa de que suspenda los exámenes es de Kamelot...
De todos modos, voy a destrozarla igual. No creo ser muy buena, así que, la pobre está condenada, pero al menos espero no meterle muchos anacronismos, aunque sea un anacronismo en sí la obra entera...
A ver que me leo yo ahora... Y si mañana en lexicología escribo un poco (Sí, entre aprender que es una aljofifa y mis personajes, perfiero escribir. Quién esté libre de pasar de clases, que tire la primera piedra...) o vienen Cris y Sheila a clase. Me siento sola xD

PD: While your lips are still red es la canción más bonita del mundo. Y a quien me lo niegue, le meto.

No hay comentarios: